Realmente un hombre y una mujer pueden ser sólo amigos?

¿Y si quedamos como amigos?- Elizabeth Eulberg (Reseña)





Titulo: ¿Y si quedamos como amigos?
Titulo Original: Better Of Friends
Autora: Elizabeth Eulberg
Editorial: Alfaguara

¿Es posible que un chico y una chica sean sólo amigos? ¿O están siempre a una pelea de no volverse a hablar jamás y a un beso de distancia del verdadero amor?

Macallan y Levi se hicieron amigos desde el primer momento en que se vieron. Todo el mundo dice que los hombres y las mujeres no pueden ser sólo amigos, pero ellos dos lo son. Se quedan juntos al salir de la escuela, comparten un montón de bromas que sólo ellos entienden, sus familias son muy cercanas, y Levi, incluso, sale con una amiga de Macallan. Su relación es platónica y feliz de esa manera.

Con el tiempo ambos se dan cuenta de que no estaría nada mal ser los mejores amigos si no se interpusiera uno en el camino del otro. Sucede que los chicos no invitan a salir a Macallan porque piensan que anda con Levi, mientras él pasa demasiado tiempo bromeando con ella, y tal vez no lo suficiente con su novia. Entonces los demás no pueden dejar de preguntarse si ellos son más que amigos o si así nada más están mejor, sin complicar las cosas aún más.


Cuando este libro llegó a mis manos ya venía con buenas referencias, pues anteriormente la autora me dio una grata sorpresa con “El club de los corazones solitarios” por lo tanto ya lo veía como una garantía de que seguro me gustaría
Este libro trata sobre el cuestionamiento constante que nos hacemos respecto a si un hombre y una mujer pueden ser solamente amigos, tema que se ha explotado al máximo en películas, la música, poemas e incluso en los libros no es la excepción. Y precisamente la autora Elizabeth Eulberg nos trae una historia sobre esto.
Es lo malo de hacerte amigo de una chica. A veces son tan complicadas… O sea, ¿tenía que adivinar lo que le pasaba? ¿No podía darme alguna pista?

Macallan no se encuentra muy bien, pues hubo un suceso muy trágico en su familia, y pese a eso debe iniciar un nuevo ciclo en su escuela en Wisconsin. Ahora a ella le han asignado el deber de mostrarle la escuela a Levi el chico nuevo que viene desde California, él intenta ser amistoso pero ella se muestra fría e indiferente.
Es hasta la hora de la comida que lo ve solo y desconcertado cuando siente la necesidad de invitarlo a sentarse con ella y sus amigas.
Al principio tienen un encuentro raro e incómodo y su amistad se da de una manera muy rara cuando se dan cuenta que tienen en común la misma obsesión hacia cierta serie de televisión.
Bueno, si ninguno de los dos sale con nadie, podríamos asistir juntos a los bailes y eso. ¿Por qué no? De todas formas, todo el mundo da por supuesto que somos pareja…

Su amistad es tan intima y comparten el mismo sentido del humor que suelen desconcertar a las personas con sus bromas privadas, ya que tienen una conexión tan fantástica cuando están juntos. Por lo mismo la gente cree que son una pareja increíble, pero ellos siempre responden lo mismo “solo somos amigos”.
Debido a esto los chicos no invitan a Macallan a una cita y la chicas tampoco le hacen mucho caso a Levi. Así que los dos deciden darse un poco más de espacio y relacionarse con más gente sin dejar a un lado la amistad que tienen desde los 11 años.
Pasará poco tiempo para que comiencen a cuestionarse entre ellos si realmente existe algún sentimiento más allá que los que creen tener…
Siempre íbamos a parar al mismo punto. Al eterno prejuicio de que Levi y yo no podíamos ser sólo amigos. Nadie se lo creía. Sobre todo porque aquellas personas nunca habían tenido un amigo íntimo del sexo opuesto.

Los capítulos se van intercambiando entre Macallan y Levi dándonos a conocer sus pensamientos, las situaciones divertidas entre ellos y sus momentos tiernos.

Me encantó la complicidad que tienen los protagonistas.
 Como se entienden tan fácilmente y como pueden leerse la mente.
Los nuevos comienzos están sobrevalorados.
Ya lo sé, Jamás entenderé por qué la gente le da tanta importancia al 1 de Enero. Tuvieron trescientos sesenta y cuatro días para cambiar.
O para empezar de cero.
O para ponerse a dieta.


El libro en general es muy entretenido ya que la pluma de la autora es ágil y divertida por lo tanto me enganche en la historia súper rápido y al ser el libro muy delgado lo terminé en un día.
Aunque el final es un poco predecible me ha encantado el desarrollo de la historia.

Si te gusta el amor juvenil contemporáneo este libro es el indicado para ti.

Al principio, pensaba en California como mi verdadera casa; luego en Wisconsin. La verdad, sin embargo, es que tu hogar no tiene por qué ser el lugar donde duermes por las noches.
Tu hogar está donde sientes que puedes ser tú mismo.
Donde estás a gusto.
Donde no tienes que fingir, donde te muestras tal como eres.
Por fin había llegado a aquel lugar, porque Macallan es mi hogar.

CALIFICACIÓN:

*Gracias a la Editorial Alfaguara por el ejemplar*

6 comentarios:

  1. Tengo muchas ganas de leer este libro y creo que lo comprare :D la portada es hermosisima y se ve que la historia es muy ligera he visto buenas reseñas del la historia asi que habra que leerlo

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas ganas de leer este libro! Espero poder comprármelo pronto porque solo hago que leer cosas buenas de él. ¡Me alegro que te gustara!

    ResponderEliminar
  3. uiss no lo conocía, pero me llama mucho ^^
    <3

    ResponderEliminar
  4. El libro me llama bastante, necesito conseguirlo lo más pronto posible :3

    ¡Un abrazo! ^^

    ResponderEliminar
  5. Hola Aneth! le tengo unas ganas terribles a este libro, porque como vos leí El club de los corazones solitarios. Me gustó mucho tu reseña, y me dieron más ganas de leerlo!
    Te espero por mi blog, un beso :)

    ResponderEliminar
  6. Si, a mi también me gustó(:

    abrazos ( de oso )

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...