Este es el poder de un beso: No tiene el poder de matarte. Pero tiene el poder de traerte a la vida.



Harry y Craig tienen 17 años y están a punto de embarcarse en el beso más largo de la historia. No solo quieren romper el récord mundial, sino que también buscan generar conciencia en la sociedad, mostrarle que no hay nada de malo en que dos chicos se besen.
Mientras los rodean las cámaras y una multitud, que los apoya tanto como los repudia, Harry y Craig logran llegar a las vidas de otros jóvenes que se encuentran lidiando con su sexualidad. Cada uno de ellos la transita de una manera distinta; algunos con aceptación y otros con tanto dolor que están al borde del abismo.





Antes que nada me gustaría comentar que soy una persona de mente abierta y sin prejuicios, Son pocos los libros que he leído con temática LGBT  y estos no me hacen sentir incomoda ni nada por el estilo, por el contrario disfruto de ellos al igual que los demás géneros.

El libro nos cuenta varias historias que transcurren en el mismo tiempo pero se centra principalmente en Harry y Craig, estos dos chicos quieren romper el récord del beso más largo, pero no cualquier beso, sino el más largo por personas del mismo sexo, en total serán 32 horas besándose y en la mira de todos con el objetivo de demostrar que el beso entre dos hombres es igual de hermoso que el de cualquier pareja, en el transcurso de este beso algunas personas los verán con buenos ojos y los apoyaran, pero también habrá otras que no, pues lamentablemente los prejuicios y las mentes cerradas siempre existirán.
No estamos hablando de sexo. Estamos hablando de ver a dos chicos que se aman darse un beso. Eso es más poderoso que el sexo. Y aun cuando se convierta en algo común y corriente, la fuerza sigue ahí. Cada vez que dos chicos se besan, el mundo se abre un poquito mas.
Algo peculiar de esta novela es que está narrada por muchas voces de personas que en ese entonces murieron de sida y ahora van siguiendo como espectadores la vida de gente homosexual, lo cual lo vuelve más interesante pues en el transcurso de la historia dan consejos y frases muy reales.
No hay nada más alentador que una oportunidad.
David Leviathan tiene una prosa muy poética, su pluma es fresca y ágil. Sumándole que el libro es relativamente corto volviéndose una lectura ligera
Los personajes están muy bien construidos y la historia fluye bastante bien.

No es necesario que te identifiques con los personajes en caso de no compartir la misma orientación sexual, pues uno de los puntos más destacables de esta novela es que te transmite muchísimo pues es tan real a lo que vivimos hoy en día y la discriminación que sufren estas personas por el hecho de “ser diferentes” y cuando la palabra gay se vuelve un insulto siendo que no debe ser así. Lo que esta novela intenta hacer es crear un poco de conciencia.

A la gente le agrada decir que ser gay no es como el color de la piel, no es algo físico, Nos dicen que nosotros siempre tenemos la opción de ocultarnos.
Pero si eso es cierto ¿por qué siempre nos encuentran?
En pocas palabras este es un libro único y muy recomendable por el mensaje que nos logra transmitir.



CALIFICACIÓN:

*Gracias a  la Editorial V&R Editoras por el ejemplar*

1 comentarios:

  1. Hola
    Pues 32 horas besandose me sería cansino, aunque fuera entre heterosexuales. Yo la verdad es que nunca he intentado leer un LGBT y creo que no iniciaría por éste. Un beso

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...