La oscuridad no es tan mala. Solo los monstruos que se esconden en ella.



Cuando las sombras descendieron sobre el reino, su destino quedó sellado. 

Una oscuridad profunda y letal cayó sobre el reino de Relhok.
El cruel canciller está dispuesto a todo con tal de conservar el trono. 
Pero existe un amor que puede arrebatárselo. 
Ella es una princesa que todos creen muerta. 
Y él, un valiente arquero. 
Juntos, podrán hacer temblar los cimientos de Relhok. 

Reino de sombras es el esperado regreso de Sophie Jordan a la fantasía. Con una prosa rica y ágil, nos sumerge en un mundo oscuro y peligroso, en donde nadie tiene la vida asegurada.





Anteriormente he tenido la oportunidad de leer otras novelas de Sophie Jordan, como la trilogía Intimidades universitarias me pareció muy candente y entretenida, así que ¿por qué no? En cuanto me enteré de esta novela fue un rotundo “Vengache pa´ acá”, y debo decir que me resultó sumamente entretenida.

Hace 16 años un Eclipse Negro invadió el Reino de Relhok  y lo sumergió en la oscuridad total, el día dura muy poco y la penumbra es la que reina casi por completo.

Luna
es una princesa, hija de los reyes de este reino, el hecho de que aún esté con vida podría considerarse un milagro pues fue rescatada por Sivo y Perla en el castillo después de que sus padres fueran asesinados por el canciller quien se quería apoderar del trono. Sin embargo, todos creen que está muerta. Desde entonces ha vivido aislada en una torre en medio del bosque.


Por el otro lado tenemos a Flower un arquero muy arrogante, cínico y misterioso que ha sobrevivido en la oscuridad con todos los moradores que habitan en ella y que desgarran a todo ser que encuentren con vida.
La vida tenía que consistir en algo más que esconderse y contar los días hasta el último suspiro. Tenía que ser algo más que mirar hacia otro lado cuando alguien perdía la vida. Tenía que ser...más.

Comenzaré por comentarles que la autora se arriesgó al darnos una protagonista un tanto peculiar, ¿A qué me refiero? Bueno, personalmente no había leído sobre una chica invidente y debo confesar que la manera en que Sophie Jordan nos describe las texturas, aromas y sonidos está muy bien logrado a la hora de introducirnos en este mundo y hacernos imaginar todo de una forma muy sencilla. Su pluma es ágil y fluida, la historia mezcla la fantasía con el romance y aunque existe un estira y afloja no me pareció forzado en ningún momento.
Otro acierto es que son dos narradores; Luna y Flower, unos personajes bien estructurados que van creciendo conforme avanza la novela y son quienes le dan voz a esta historia. 

El mundo era un lugar sin piedad. Duro y cruel. Salvo cuando uno encuentra a alguien en quien confiar y a quien amar. En ese caso, la vida, por fugaz que fuera, tenía sentido.
Cuando lo terminé sentí como que le faltaban hojas, había unos giros de trama que no veía venir, realmente no podía terminar así, estoy en shock o_0, pero tengo entendido será una ¿Bilogía o trilogía? Por lo tanto, estoy deseosa de que lleguen los demás libros.

Me encanta que la editorial respete la edición de las portadas tan bellas.




CALIFICACIÓN:

*Gracias a  la Editorial V&R Editoras por el ejemplar*

0 comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...