Ese pequeño bot... era mi hermano.



Continúan las aventuras de TIM-21.
Una saga cósmica de gran calidad cuyo argumento e ilustraciones fascinarán a los lectores.
Tras sortear diversos peligros, el robot con forma de niño TIM-21 y sus compañeros androides enfrentarán nuevos riesgos. El grupo debe luchar por mantenerse con vida en un universo donde se han proscrito a todos los androides. En esta realidad abundan los cazadores de recompensas, quienes están al acecho en cada planeta, listos para eliminar a todos los robots. Escrito por el galardonado creador, Jeff Lemire, e ilustrado por el talentoso Dustin Nguyen, Descender 2. La máquina lunar, es la secuela de Estrellas de hojalata. Ambos libros constituyen el inicio de una apasionante y ambiciosa saga cósmica que interesará no sólo a los amantes de las novelas gráficas, sino también a quienes gustan de las novelas gráficas de calidad.




Jeff Lemire nos trae la segunda parte de Descender, nuevamente con una magistral ilustración por parte de Dustin Nguyen, que acompaña perfectamente la historia y nos lleva de la mano a su mundo sin darnos cuenta de lo profundo que nos hemos metido en él, como si fuéramos acompañando a TIM - 21 en esta etapa de la historia.

Esta segunda parte no comienza exactamente dónde nos deja el volumen uno, comienza con un desconocido hombre buscando cualquier tipo de droide, ya que siguen representando una amenaza, aunque ellos mismo no se sientan así, incluso aludiendo al hecho de que no fueron programados para ser “Malos” pero eso no importa para este hombre desconocido.

Ustedes los llaman segadores… nosotros dioses…
Sin querer cometer el pecado de spoilear, debo decir que este hombre anda tras Tim - 21, rastreándolo por una razón muy especial, pero Tim se encuentra con Telsa y compañía muy lejos de ese lugar, pero no necesariamente a salvo, ya que son “Escoltados” por otra “raza” y un Tim - 22.

Tim - 21 sigue enseñándose a ser humano, dado que cada paso que da, cada reacción, cada relación es distinta y se sigue sorprendiendo por lo que ve, al igual que Tim - 22, quien se va dando cuenta de que hay bondad, tristeza y amor, a diferencia de él que solo conoce la envidia, la cual se nota cuando Tim - 21 habla de Andy y su mamá como si fuera suya, a lo cual Tim - 22 le recuerda “¿Sabes que no es tu familia en verdad?”.
Es curioso cómo a los humanos no les importan sus ancianos. creo que si pudieran desecharlos cuando empiezan a fallar, como nos desechan a nosotros, lo harían. 
Está segunda parte nos trae una historia bastante intrigante y con un par de giros de tuercas muy interesantes. Es muy corta para mi gusto, pero nos entrega lo necesario para disfrutarla, pero con ganas de decir, “quiero más”, la ilustración ayuda demasiado ya que como lo dije antes, apoya la narrativa de una manera impresionante, casi casi la imagen te va hablando al oído.
- ¿sientes dolor? - No del mismo modo que tú, Telsa, pero mi reacción al trauma es similar al dolor humano.
Si estás leyendo esta reseña es porque ya leíste el volumen uno, y si no es así, créeme que es una historia bastante buena, aunque sigo diciendo que me sigue recordando a cierta película de Spielberg, pero nada más en un minúsculo detalle, de ahí en más, es su propia historia y te lleva por un camino totalmente distinto. así que es una lectura ampliamente recomendada, fácil de digerir y lo más importante, no busca ser más de lo que es.





CALIFICACIÓN:


*Gracias a la Editorial Océano por el ejemplar*
 Reseña hecha por Heber

2 comentarios:

  1. ¡Hola!
    No había escuchado de esta saga, me dio un aire con Cinder, pero muy lejano, si tengo la oportunidad la leeré 💜

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...